Hogar Casa Acogida

Albergue para niñas y adolescentes.

Misión

Brindar un servicio de atención integral a adolescentes mujeres sobrevivientes de trata de personas con fines de explotación sexual, aprovisionando la protección y soporte psicosocial, que les permita fortalecer sus potencialidades y modificar sus inconsistencias, reencontrando un equilibrio biopsicosocial para una exitosa reintegración social, empoderadas y en pleno ejercicio de sus derechos.

Visión

Ser una institución de referencia a nivel regional y nacional, con un modelo de atención integral a sobrevivientes de trata de personas con fines de explotación sexual, que articule instituciones comprometidas del estado y de la sociedad civil, que favorezca la recuperación integral y desarrollo económico de las adolescentes y así puedan acceder a una vida libre y digna ejerciendo su ciudadanía como sujeto de derechos. 

¿Que atención brindamos?

La Casa Cogida “Virgen Natividad” tiene como finalidad brindar una atención integral, cubriendo necesidades prioritarias de las adolescentes como: Alimentación, vivienda, vestido, salud, educación y esparcimiento, en un ambiente de protección, cuidados y seguridad, por medio de un equipo técnico especializado en soporte emocional y asesoramiento psicosocial, que cubra todas las áreas de desarrollo humano acorde a su edad y situación personal, socio-familiar y legal.

¿A que nos dedicamos?

 La Casa de Acogida que funciona desde hace 13 años  y atiende adolescentes mujeres  entre los 12 y los 18 años que han sido víctimas de trata de personas. En esta terrible situación se ven por lo general chicas de las áreas rurales que son sacadas de sus hogares con el engaño de que trabajarán en restaurantes u hospedajes de la ciudad o de los centros mineros en las Bambas y Madre de Dios.

Nace como un proyecto de la Sociedad de Beneficencia Pública del Cusco, que busca dar respuesta a la problemática de la trata de personas  a las que ven expuestas muchas niñas y adolescentes del país.

En la ciudad del Cusco, a partir del año 2005 la casa Acogida inicia su funcionamiento en la Plazoleta de la Almudena, al ver la creciente problemática de trata con casos de mujeres adolescentes y niñas que requerían un apoyo específico de acogimiento, ya que por la violencia extrema en la que se encontraban no tenían  donde ir y no existen lugares especializados en protección de menores víctimas de trata de personas.

Una directora, tutoras, una psicóloga, una asistenta social, una enfermera y educadoras  son las encargadas de prestar apoyo a las casi veinte muchachas que puede atender la Casa de Acogida. Se brinda atención psicológica a las menores  y sus familias, su educación se complementa con capacitación laboral en talleres productivos  de  repostería y gastronomía.

Las menores de edad que son enviadas a la Casa de Acogida por la Fiscalía de Trata o el Poder Judicial, en un comienzo, no pueden salir fuera del hogar por estar en estado de protección; luego de un tiempo y previa  evaluación que hacen los profesionales del ramo, salen con sus tutoras dentro del proceso de reinserción a sus familias y a la sociedad, buscar que se comprometa el núcleo familiar a, asistirlas en educación, salud, alimentación y protección al término de su proceso de recuperación “Lamentablemente hay padres que no cumplen su rol a cabalidad olvidadas y abandonadas totalmente, siendo la Casa Acogida que asume con la atención integral hasta la mayoría de edad de la albergada”

Principales logros alcanzados en Casa Acogida

      • El 70 % de las adolescentes albergadas continúan con sus estudios escolares, asistiendo a una institución educativa, entre educación regular y CEBAs.
      • Todas las adolescentes tienen garantizada una atención médica oportuna y especializada, accediendo a las redes de atención del Ministerio de Salud y a las redes privadas.
      • El 100% de las adolescentes albergadas reciben capacitación complementaria a través de talleres como: cosmetología, computación, yoga, repostería, housekiping, promoción de la lectura, comunicación, teatro y audiovisuales, entre otros.
      • Implementación de Programa de acompañamiento psicológico y terapéutico para que las adolescentes superen sus problemas emocionales y el estigma por la violencia que han sufrido.
      • Se fomenta espacios de formación y educación para el trabajo a fin de promover su autonomía.
      • Se ha firmado un convenio con el Poder Judicial de Tambopata-Madre de Dios y CARITAS Madre de Dios para acoger en nuestro Hogar a adolescentes víctimas de trata rescatadas de redes de trata de Madre de Dios, a fin de acogerlas y trabajar su reinserción familiar y social.
      • Participan en espacios deportivos y de recreación: paseos al aire libre; visitas a museos y a zonas arqueológicas, etc.